La quinoa es, sin duda, el alimento uno de los alimentos más populares entre los amantes de la comida saludable. Esta semilla, también denominada pseudocereal, ha llenado los menús y recetas, siendo el mejor aliado de los vegetarianos.
Conocida por ser uno de los alimentos más completos, la quinoa puede consumirse de distintas formas. Se puede ingerir como cereal al desayuno, como base de una hamburguesa, con ensaladas, sustituirlo por arroz,  y en muchas otras formas. Además, es muy importante destacar su alto nivel proteico, el aporte en grasas insaturadas y nutrientes. La quinoa también posee una gran presencia de ácidos omega 6 y omega 3, fibra, potasio, magnesio y vitamina E.

Uno de sus grandes beneficios para controlar enfermedades alimenticias, es que no contiene glúten, lo que es ideal para las personas celiacas. Tiene bajo nivel de glucosa, lo que ayuda a quienes quieren cuidar su alimentación o tiene prohibido comer azúcar. Controla los niveles de colesterol y nos ayuda a digerir los alimentos en nuestro cuerpo.

Cabe destacar que facilita mucho la digestión y ayuda a quemar las calorías que ingerimos en nuestro día a día,  ya que la quinoa activa el metabolismo de manera muy positiva. Es sin duda la mejor opción para sustituir por la carne y además para ser ingeridos por deportistas!

 

Si bien, es fácil de cocinar, tiene todo un modo de preparación que hay que seguir al pie de la letra. Es muy similar a la manera en que cocinamos el arroz. Se debe hervir, revolver y servir. Sin embargo uno de los pasos más importantes para cocinar la quinoa es limpiarla y lavarla con agua fría para retirar las impurezas que trae, enjuagándola varias veces hasta que el agua salga completamente transparente.

Incorpora quinoa en tu dieta diaria! Verás prontamente los grandes beneficios que producirá en tu organismo y lo rica que es consumirla de manera distinta en tus comidas.